Marqués de Murrieta
Son Bordils

Chardonnay 2014

IGP Vino de la tierra Mallorca.

Originaria de climas más fríos, la reconocida variedad blanca Chardonnay
presenta una baja producción con maduración temprana y completa en el
centro de la isla de Mallorca, donde se encuentra la Finca Son Bordils.

Nota de cata:

Vino de color amarillo dorado muy limpio y brillante. En nariz presenta aromas de frutas exóticas; piña, plátano, maracuyá y toques de frutas de arbol: pera y manzana verde.  Aparecen también tonos especiados y algo picantes; gengibre. En boca presenta un agradable juego de gustos ácidos y dulzones que confieren una buena presencia en boca con untuosidad y delicadeza, grasa en el paladar. Postgusto estructurado y redondo, largo y persistente.